lunes, 19 de octubre de 2009

Mujeres chupa-chup

Filippa Hamilton es una modelo franco-sueca que está en el paro. Recientemente, fue despedida de Ralph Lauren, empresa en la que lucía palmito. La compañía de moda americana despidió a Hamilton porque consideraba que estaba gorda, según ha revelado la propia modelo. Desde Ralph Lauren, los motivos para justificar el despido no son tan sonoros: “La echamos por “su incapacidad de cumplir el contrato que tenían con nosotros”.
Esta afirmación llega acompañada de una confesión de Ralph Lauren: “Hamilton es bella y sana”. Sorprende que la marca de moda diga eso, cuando recientemente sacó una campaña publicitaria todavía con Hamilton en la que la cadera de la modelo había sido vergonzosamente retocada para parecer más delgada. Más flaca hasta el punto que, como dicen algunos medios anglosajones, Hamilton era como una “bobble-head doll”, a saber, el típico muñeco con más cabeza que cuerpo, o tenía la cabeza más ancha que sus caderas.
En cualquier caso, la foto vergonzosa y chapuceramente retocada de Hamilton demuestra hasta qué punto la obsesión del mundo de la moda por la delgadez. He hablado miles de veces con amigas y amigotes sobre esto y son poquísimos los que aprecian la extrema delgadez en una mujer. Todos huyen de los huesos y el aspecto cadavérico y encumbran a mujeres como Scarlett Johansson, cuyas curvas levantan suspiros. Esta realidad palmaria que está en la calle no ha llegado al mundo de la moda, que sigue empeñada en mostrar esqueletos con ropas pretendidamente hermosas. Con todo el escándalo de Hamilton y el ridículo por mostrar una foto tan chapucera, Ralph Lauren merece un buen castigo o lo que es lo mismo, descenso en ventas.


---------------------------------------
De reojo: El Caminante recupera su mini-él, El Caminante fotógrafo. En este blog publicaré y comentaré fotos mías o ajenas y artículos que aparecen en los medios de comunicación y que considero interesantes.

4 comentarios:

Mònica dijo...

està bé que et posis les xiruques i tornis a fer camí, Caminante, la blogosfera t'enyorava

miquelet dijo...

Son las mujeres las que en su mayoría admiran a una mujer cadavéricamente delgada. Lo he podido comprobar con algunas amigas mías, que se quejan del culo de otras o del suyo propio cuando a nosotros se nos deshace la mirada en él.

Salud.

gerard casas dijo...

Una modelo representa a las perchas no a las mujeres. Viva las curvas!

Green Kokichi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.