domingo, 28 de diciembre de 2008

Saturday, bloody saturday

El otro día me preguntaba una colega periodista si era buena idea visitar Israel, teniendo en cuenta el aspecto de la seguridad. Yo le dije que sí, que ningún problema. Así lo viví yo cuando visité ese país tan apasionante
Lo sucedido entre ayer y hoy supera todo lo imaginable y cambia mi respuesta. Tras una tregua de 6 meses, más o menos respetada, Israel ha ordenado una nueva campaña de bombardeos a la depauperada Franja de Gaza que ha causado al menos 282 muertos. Las consecuencias de dicho ataque son impredecibles pero conocidas. 
El líder de Hamás ya ha llamado a iniciar una tercera Intifada, lo que significará una contraofensiva islamista en territorio hebreo. Esto conllevará bombas, ataques suicidas, autobuses volando por los aires y sangre, mucha sangre, y muertos, muchísimos muertos.
La cercanía de las elecciones israelíes, previstas para febrero de 2009, parece haber animado al Gobierno judío  a hacerse fuerte, dando por sentado aquel axioma de cuánta más tensión hay y más violencia se utiliza para finiquitarla, más afluencia a las urnas y más votos.
Con todo, la situación en Oriente Medio vivió ayer una nueva jornada de inflexión que puede volatilizar los frágiles y poco sinceros esfuerzos de paz entre la Cisjordania de Al Fatah y el ejecutivo israelí. Pienso que, tristemente, la poca esperanza que había se ha acabado. Cabe ver también qué harán los vecinos árabes que tienen acuerdos de paz con Israel, caso de Egipto o Jordania, o Siria, que parecía haber iniciado un acercamiento sincero. Puede ser que no toleren la desmedida violencia israelí y pasen al ataque. Como telón de fondo, un Obama recién nombrado y haciendo números para reflotar la economía mundial, tendrá su primera oportunidad para demostrar si la esperanza que vendió para el planeta es creíble o no.
Pienso en todos aquellos que conocí en mi periplo israelí del pasado verano cuando sepan que vuelven a estar en guerra. 

Foto: AP / Fadi Adwan
---------------------------------------
De reojo: La prensa ha desechado una tradición bastante divertida de insertar noticias falsas el día de los inocentes. Una pena. Sólo lo mantienen algunos panfletos deportivos.

8 comentarios:

Xoán Salgado dijo...

Coñó! No digas eso que yo viajo en un par de semanas a Israel. En serio, no creo que vaya a pasar nada, desde luego si no hay atentados suicidas todos los días es simplemnte porque no pueden. La seguridad en Israel es muy buena.

Josep Tomàs dijo...

Jo pensava que Obama ho arreglaria tot. Pero penso que el lobby jueu, li fará la punyeta. Tan debó me equivoqui.

Josep Tomàs dijo...

Jo pensava que Obama ho arreglaria tot. Pero penso que el lobby jueu, li fará la punyeta. Tan debó me equivoqui.

Fernando Manero dijo...

A Salgado le diría que los atentados a la libertad y a la vida son diarios y masivos en Palestina por parte de los hebreos. No ha habido día desde el 14 de Mayo de 1948 que Israel no haya cometido un atentado contra el pueblo ocupado, expoliado, maltratado, destruido y humillado. He estado en Israel tres veces. Ya no me interesa volver. Hay que ir a Jerusalén para ver lo que es la tragedia atroz en la que ha desembocado la ocupación ilegal de ese Estado que jamás ha respetado el derecho internacional. Un abrazo, Enric

A.Orte dijo...

Josep, no t'equivoques. Una cosa és que Obama vulgui canviar de cap a peus la política interior, una altra que els demòcrates tinguin una política a orient mitjà diferent a l'actual. PRimer, no la tenen; segon, seria incompatible amb tenir contents els europeus. No oblidem la posició complexa de França i la passivitat de la resta.

Fernando Manero dijo...

Francia no tiene con el Sarkozy al frente ninguna posición compleja. Es la misma que la del Blair, el Bush y el Solana. Fuera caretas, fuera matices, fuera complejos. El problema es Hamás y siempre lo será. Asi de sencillo y de facil, mientras se arrasa con todo y la "solución final" llega inexorablemente para Palestina, que ha dejado de existir.

Josep Tomàs dijo...

Benvolgut A. Orte. No se si me equivoco, pero estaras d'adord, que quelcom te que arreglar aquest mon, o aixo s'envà a fer punyetes. A mi em queda menys.
FETS.

C.F.R dijo...

Hola Enric, sigue siendo un destino apasionante, y ahora, con todo lo q está sucediendo y con la Franja vetada a los periodistas casi resulta un destino obligatorio. Al menos desde aquí lo más importante es no callarse. Un saludo, gracias por la referencia;-) y feliz año nuevo.