lunes, 28 de abril de 2008

Sin exclusividad

Hay algo que mucha gente teme: llegar a un sitio vestido con determinada ropa y ver que alguien te ha copiado. En el periodismo pasa algo parecido. Lo más fastidioso es cuando uno lanza una exclusiva y ve con incredulidad como los de la competencia dan lo mismo. Lamentablemente, esto sucede cada vez menos, puesto que las exclusivas son cada vez más patrimonio del pasado. La más sonada de los últimos años fue, a mi juicio, la del viaje de Carod a Perpignan para hablar con ETA, que como bien sabéis firmó ABC.
Tal y como sucede con una ‘scoop’, las entrevistas corren el riesgo de desindividualizarse, y a no ser exclusivas de un solo medio. Eso duele, porque, al menos por un día, uno aspira a que su entrevista, su encuentro con la persona escogida, sea único. Y es que con una entrevista se suele crear una intimidad que lleva al periodista a mostrar cierta empatía con el entrevistado. A fin de cuentas, el mérito de que la pieza periodística sea de interés es compartido: uno por responder con criterio y huir de las veleidades, y el otro por plantear preguntas interesantes.
Todo esto cada vez parece, como las exclusivas, abocado a desaparecer. La profusión de medios de comunicación, hace que el tiempo del protagonista deba repartirse y fraccionarse. Eso provoca lo que he observado en las últimas semanas, cuando, en un mismo día, varios periódicos publicaban una entrevista a Fernando Alonso, o el pasado sábado, que La Vanguardia y El País coincidían en publicar una entrevista en profundidad al escritor Richard Ford con motivo de su nuevo libro. Imagino la cara de los periodistas responsables al verlo. Después de tanto trabajo, de traducción y de documentación, su pieza es sólo una más en una montaña de papel. Ello provoca, pienso, que se rompa la magia creada entre dos personas que hablan, porque el periodista ve con la angustia del celoso que no ha sido el único.

---------------------------------------
De reojo: El Barça es juga la temporada avui a Old Trafford. ¡Som-hi Barça! Com dirien a Italia, Forza Barça. Vinci per noi.

3 comentarios:

A.Orte dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
A.Orte dijo...

Claro que para el periodista pueda resultar raro estar escuchando un cassette en marcha, pero también pienso que con el tiempo os ayudará a buscar cierta originalidad y preguntar aquello que el entrevistado no espera. Eso me parece un reto.
Otra parte positiva, aquí poniéndome en la parte perversa de los medios de comunicación, es que si Avui i El País entrevistan a la misma persona significa que sectores de población diferente y lectores de un sólo diario están expuestos a la misma información. Es el sueño de todo comunitarista, que nos informen o intoxiquen por igual y el sueño de un entrevistado, decir algo interesante porque... hombre, la próxima vez hay que aspirar a que vuelven como mínimo el mismo número de medios. El que no dice nada nuevo no atrae de nuevo.
Por eso, desde mi posición de analista que ve los medios desde fuera y no los conoce por dentro (salvo una colaboración en tu medio), creo que tu argumento pesimista comprensible del todo se puede volver positivo con el tiempo

Anónimo dijo...

Es complicado Enric, en la vida siempre copiamos, nos copian etc etc. Lo que ocurre es que nos duele. Sobretodo porque llega un momento que al final, parece incluso que ha sido el otro el original. Pero te dire, porque en algun lado lo he leido, y me ayudo, es que lo bueno es que si te copian, es porque eres bueno.
En tu lugar, tu tienes la suerte de decidir si el tema es interesante para los lectores, e incluso poner de actualidad un tema que pude ser desconocido para el resto de los lectores.
Un saludo desde bcn

Pd. (Lamento lo del Barça...sin comentarios)