martes, 15 de julio de 2008

Entrevista a Stephen Walt

Cuando Stephen Walt publicó su libro ‘El lobby israelí’ se desató la polémica. La obra de este académico de Harvard, firmada junto a John Mearsheimer, revelaba la profunda influencia del llamado lobby proisraelí en Washington y, más concretamente, en la toma de decisiones del Pentágono sobre Oriente Medio.
Su tesis es clara: el lobby -que sí existe- perjudica con su presión tanto a EE.UU. como a Israel. Este grupo heterogéneo, cuya idea común es la defensa con los ojos cerrados de todo lo que haga Israel, empuja a Washington y a Tel Aviv a tomar medidas erróneas a mayor gloria de sus propios intereses.
Walt sanciona la poderosa influencia de este y otros muchos lobbys. Sin embargo, deja un resquicio a la esperanza al asegurar que los estadounidenses han empezado a denunciar el ascendente de este grupo de presión sobre los candidatos Obama y McCain. Veremos sí es así.
Una mañana de verano atendió en exclusiva a la grabadora de LaVanguardia.es. Este fue el resultado:

Foto: E.T.
---------------------------------------
De reojo: Ronaldinho podría fichar por el Manchester City, a razón de 1 millón de euros semanales. Buen sueldo, sí, pero mal destino para un futbolista que besó el cielo balompédico.

Actualización a las 00:03: Finalmente, Ronaldinho ha fichado por el AC Milan. Se ha reido de los culés durante dos años, pero, pese a todo, hoy es un día de luto para el barcelonismo.

6 comentarios:

Fernando Manero dijo...

No hay tormenta, rayo, crisis o maremoto que desestabiliza, ponga en peligro o provoque siquiera una fisura en el poderoso lobby israelí de Estados Unidos. Es el grupo de presión más poderoso del mundo y nada importa a qué o a quien perjudique. Da igual. La defensa a ultranza de lo que haga Israel, aunque contravenga el derecho internacional y se cisque sobre los derechos humanos, les trae indiferentes. Ya se vió cuando Obama ganó las primarias: lo primero que hizo fue reunirse con ese lobby y decir lo que querían oir. Incluso más de lo que querían oir. No hay solución, y no creo que resa denuncia de los estadounidenses vaya más allá de un pellizco de monja que no asusta a nadie.

O sea, que el otrora maravilloso Ronaldinho, más tarde devenido en frívolo macarra, ha preferido irse al Milan a cobrar un millón de euros semanales del Manchester United (revisa esa información: no puede ser)?. Pues qué le den tila y que con su pan se lo coma, y que se prepare, pues en el Milan le pueden abrasar. Mira, Enric, yo soy del Pucela y del Numancia y poco tengo que decir del inmenso Barça. Pero, tranquilo, que no pasa nada. Os habeis quitado un muermo de padre y muy señor mío, que está ya en sus hora bajas. El Barça tiene recursos y canteranos más que suficientes para salir a flote y no depender de esa panda de señoritos, a los que se hace creer que son la leche, y que al final no merecen la confianza que se puso en ellos. ¿Y por Egipto, qué?. Cuenta, cuenta

Josep Tomàs i Grau dijo...

Tinc el llibre a la cua per llegir-lo. Aquest lobby es el càncer dels EE UU i del mon, que podem fer? Si Europa tingues lo que te que tenir, i plantes cara a la maleïda potencia, potser les coses començarien a funcionar.

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Interesantísima entrevista, Enric.
Saludos,
Diego

Enric Tomàs dijo...

@Josep: Europa no crec que pugui plantar cara a ningú perquè no té com fer-ho, ja que no té força militar. L'únic poder que té és econòmic, i això no és poc, però encara li falta converti aquest poder en efectiu.

@Fernando: No sólo fue Obama sino McCain y CLinton. Walt decía una cosa muy interesante y es que encararse con el lobby judío no da votos por el otro lado. Ponerse "chulo" sólo resta, nunca suma. Egipto de coña, tu comentario anterior lo decía todo: Vuelves diferente. QUiero hacer uin buen post sobre el viaje. A ver si puedo.
@Diego: Muchas gracias!

Guillem Carbonell dijo...

Enric, "de reojo", i si ara va el Ronaldinho i juga bé??? Però no crec que pugui passar, oi? ;D

Enric Tomàs dijo...

@Guillem: DOncs no ho sé. Diuen que sent un futbolista d'èlit i deixant-se com s'ha deixat durant dos anys, dificilment podrà recuperar el to físic. El talent el té -i de quina manera- però si el físic no acompanya, és complicat que apareixi.